Reseña: LG G6, el futuro de los smartphones empieza aquí

En el Mobile World Congress de 2016, LG había anunciado que era la primera empresa grande por apostar en la nueva era de los teléfonos inteligentes: la telefonía modular. Con el G5, la firma coreana presumía haber creado un mercado en donde un teléfono podía ser mucho más que eso. Podía ser, por ejemplo, una mejor cámara digital, un mejor sistema de audio o la puerta de entrada a un ecosistema de nuevos dispositivos conectados e inteligentes. Todo a través de módulos intercambiables que daría nuevas capacidades al G5 y las siguientes generaciones de G.

Pero la firma se equivocó. Sus módulos no solo eran caros, sino que además eran complejos de utilizar y rompían por completo la experiencia de uso. El simple hecho de tener que apagar el equipo para reemplazar el módulo era razón suficiente para que el concepto fracasara. El mismo Motorola resolvió el problema modular de mejor manera con el Moto Z y Z Play, y aún así está por verse si los usuarios están dispuestos a cargar, además de sus equipos, una serie de accesorios adicionales por más sencillos que estos sean de utilizar.

Sin embargo, para 2017 LG decidió dejar de fantasear y crear el G6. Un equipo que a simple vista es elegante, tiene buenos acabados, operan con algunas de las especificaciones técnicas más completas del mercado y tiene una pantalla impresionante, bajo la tendencia borderless, en la que los fabricantes han logrado casi desaparecer por completo los bordes y aprovechar todo el frente para crear teléfonos con pantallas más grandes en equipos del mismo o incluso menor tamaño.

El G6 es el futuro inmediato de los teléfonos inteligentes y es uno de los mejores equipos del mercado. Su mayor problema es que su llegada al mercado está a semanas o meses de la salida de equipos como el Galaxy S8 de Samsung, el Xperia XZ Premium o el mismo iPhone 8, X o como Apple decida llamarlo.

Sin mencionar la competencia que la firma ya tiene contra el Mate 9 y P10 de Huawei o los equipos Pixel de Google.

Diseño

El G6 es simplemente un teléfono bonito, pero no innovador en diseño. A diferencia del G5, el nuevo equipo tiene un diseño con dos paneles de Gorilla Glass de quinta generación en la parte trasera y de tercera generación en la pantalla con un marco de aluminio.

El diseño significa tres cosas para el usuario: luce bien, es un imán para la grasa de los dedos en el panel trasero e implica un mayor cuidado en el equipo, pues aunque el teléfono de prueba de Expansión soportó algunas caídas, el simple uso generó ligeras marcas y rayones en su estructura.
http://ift.tt/2pZ5H2K #Cloud #Negocios #Tecología #productividad #BoxMexico #RomTI Recuerda que tenemos webminar todos los lunes a las 12pm y miércoles a las 4pm obtendrás premios y más tips Aquí.

Recent Posts